El liquen plano (LP) es una afección inflamatoria de la piel con hallazgos clínicos e histopatológicos característicos. El LP clásico se presenta típicamente como pápulas y placas pruríticas, poligonales y violáceas de tapa plana; también existen muchas variantes en morfología y ubicación, incluyendo oral, de uñas, lineal, anular, atrófica, hipertrófica, inversa, eruptiva, ampollosa, ulcerosa, liquen plano pigmentoso, liquen planopilaris, vulvovaginal, actínico, liquen plano-lupus eritematoso, síndrome de superposición y pénfigoides de liquen plano. La presentación clínica de las lesiones variantes más raras puede ser en gran medida diferente a la LP clásica y, por lo tanto, difícil de diagnosticar basándose únicamente en el examen clínico. Sin embargo, el examen histopatológico de las lesiones de LP y variantes de LP revela características similares, lo que ayuda al diagnóstico adecuado de la enfermedad. El manejo de las variantes de LP y LP tiene como objetivo controlar los síntomas y disminuir el tiempo desde el inicio hasta la resolución; a menudo involucra corticosteroides tópicos, pero varía según la gravedad y la ubicación de la lesión. La literatura contiene una serie de informes sobre las variaciones en la presentación y el manejo exitoso de la LP y sus variantes. La familiaridad con la LP y sus variantes es importante para lograr el reconocimiento y el manejo oportunos de la enfermedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.