Anquilobléfaron se define como la adherencia de los bordes del párpado superior con el párpado inferior. Los párpados mantienen su integridad e identidad. La afección generalmente es congénita, pero se puede adquirir. En el anquiloblefaron congénito, los párpados fusionados no se separan completamente durante el desarrollo del embrión. El anquiloblefaron congénito es causado por un paro del desarrollo que conduce a una aberración en el crecimiento en el canto medial o lateral. Puede ocurrir como un hallazgo esporádico o en asociación con afecciones cromosómicas/sindrómicas.

Anquiloblefaron puede ser completo, parcial o interrumpido. En forma interrumpida, conocida como anquiloblefaron filiforme adnatum (AFA), las bandas epiteliales están presentes entre los párpados inferiores y superiores. Estos finos cordones extensiles que unen los párpados inferiores y superiores pueden ser únicos o múltiples. Los cordones disminuyen la altura de la fisura palpebral y reducen la excursión de los párpados. Se reporta en la trisomía 18. En el síndrome de pozo de heno autosómico dominante, el anquiloblefaron puede estar asociado con displasia ectodérmica y labio/paladar hendido. En el anquiloblefaron parcial, la fisura palpebral horizontal se acorta.

Anquilobléfaron filiforme adnatum es una forma descrita por primera vez por Von Hasner en el año 1881.

Anquiloblefaron también puede desarrollar lesiones químicas en los ojos después de

  • .Trauma.
  • Enfermedades cicatrizantes como el síndrome de Stevens-Johnson o el penfigoide ocular cicatricial.
  • Enfermedades inflamatorias como infección por herpes simple o blefaritis ulcerosa.

Garg Ashok, Rosen Emanuel, Mortensen Jes, Toukhy Essam El, Dhaliwal Ranjit S. Diagnóstico Clínico Instantáneo en Oftalmología – Oculoplastia y Cirugía Reconstructiva. Jaypee Brothers Medical Publishers (P) Ltd 2008. P 8.

Dutton Jonathan J, Gayre Gregg S, Proia Alan D. Atlas Diagnóstico de Enfermedades Comunes de los Párpados. Taylor & Francis Group, an Informa business 2007. P 56 – 57.Roy Frederick Hampton, Tindall Renee. Master en Técnicas de Cirugía Oftálmica Segunda Edición. Jaypee Brothers Medical Publishers (P) Ltd 2015. P 301-305.

Lambert Scott R, Lyons Christopher J. Taylor & Quinta Edición de Oftalmología Pediátrica y Estrabismo de Hoyt. Elsevier Inc. 2017. P 176.

Traboulsi Elias I. Enfermedades genéticas del Ojo. Segunda Edición. Oxford University Press 2012. P 45 – 46.

Katowitz James A. Cirugía Oculoplástica Pediátrica. Springer Science + Business Media, Nueva York, 2002. P 194.

Olitsky Scott E, Nelson Leonard B. A Manual de Color-Oftalmología Clínica Pediátrica. Mansion Publishing Ltd. 2012. P 186.

Tasman William, Jaeger Edward A. The Wills Eye Hospital Atlas of Clinical Ophthalmology Segunda Edición. Lippincott Williams & Wilkins 2001. P 367 – 368.

Fay Aaron, Dolman Peter J. Enfermedades y Trastornos de la Órbita y los Anexos Oculares. Elsevier Inc. 2017. P 141 – 142.

Penne Robert B. Atlas de Color & Sinopsis de Oftalmología Clínica – Segunda Edición de Oculoplásticos del Instituto Ocular Wills. Lippincott Williams & Wilkins, a Wolters Kluwer business 2012.Wright Kenneth W, Strube Yi Ning J. Oftalmología Pediátrica y Estrabismo Tercera Edición. Oxford University Press 2012. P 586 – 587.

Denniston Alastair KO, Murray Philip I. Oxford Handbook of Ophthalmology Tercera Edición. Oxford University Press 2014. P 164.

Insler MS, Helm CJ. Anquiloblefaron asociado al tratamiento sistémico con 5-fluorouracilo. Ann Ophthalmol. 1987;19(10): 374- 375.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.