Las poblaciones de células dobles o múltiples, inducidas por quimeras, han sido objeto de muchos estudios. Esta fascinación de larga data con las quimeras ha revelado una gran cantidad de conocimientos sobre la herencia humana. Aunque históricamente la mayoría de las quimeras fueron causadas por eventos naturales, ciertas terapias de intervención médica actuales están aumentando el número de situaciones que pueden conducir a una población de células mixtas, es decir, la condición quimérica, en los seres humanos. Las terapias médicas como la transfusión, el trasplante de células madre, el trasplante de riñón y la inseminación artificial inducen quimeras temporales y a veces permanentes. Tales presentaciones de quimerismo naturales o inducidas terapéuticamente pueden presentar problemas desafiantes para el laboratorio de inmunohematología clínica con respecto a la interpretación de los resultados y el manejo posterior del paciente. El propósito de esta revisión fue destacar algunos de estos estados quiméricos e hipotetizar cómo las pruebas de ADN de varios tejidos pueden causar discrepancias aparentes entre los resultados de fenotipo y genotipo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.